Dedo masticado

Me mordió un mapache….

En su descargo puedo admitir que lo hizo en defensa propia, que no quería hacerlo pero que lo hizo con desesperación. Ahora me duele el dedo señalador, el inculpante, el rajón, el índice pues.
Me duele mi dedito, sin embargo no me place decir que le dolió mas a él; y que yo en su situación hubiera incluso intentado hacer tanto alboroto o mas.
Ahora la pregunta obligada es: Cómo llegó mi dedo hasta ese lugar entre los dientes del mentado mapache?
Llegó en total represión a su libertad, debo admitirlo. El “hermano mapache” escapó y el gran ambulante lo capturó…
Y el “hermano mapache” se defendió.

Ya luego hicimos las paces entre gruñidos y miradas de condescendencia de parte de ambos…

Anuncios

Una respuesta a “Dedo masticado

  1. Moraleja: nunca le acerques el dedo a un mapache

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s